jueves, 21 de julio de 2011

Ruta #41 Pine Island


Ruta #41 Cicloturismo en Florida
Volvemos a la costa oeste de la península Florida para visitar Pine Island, un paraíso natural enclavado en el estrecho del mismo nombre, en pleno golfo de México. Esta isla de pinos y manglares está muy poco poblada aunque esto se debe fundamentalmente al estrepitoso hundimiento del mercado inmobiliario en el área de Lee County en la última década. A lo largo de las 33 millas de ida y vuelta que recorreremos por la carretera principal, veremos cientos de parcelas en venta. También, existen varios parques naturales marinos y terrestres que albergan a los amenazados manatíes antillanos y al peligroso cocodrilo americano. Este saliente de la plataforma oceánica emergido milenios atrás durante el retroceso de los mares, fue primeramente refugio de las tribus nativas desde hace 14.000 años. La cultura Calusa se asentó en la zona sobre el siglo III hasta el XVI, cuando llegaron los primeros exploradores europeos. Luego sería el escondite ideal para los verdaderos piratas del Caribe, incluyendo al mítico Gasparilla, personaje del folclore regional. Un día como hoy en 1821, son creados Escambia y St Johns, los dos primeros condados de la península, nombrados ambos por los respectivos ríos que los atraviesan. En 1898, el general Nelson Miles se dirige a Puerto Rico con una flota preparada para la invasión, ya que las hostilidades con España van escalando rápidamente. En 1899 nace Ernest Hemingway. En 1961 la nave Liberty Bell 7 del proyecto Mercury, hace un vuelo suborbital tripulada por Virgil Grissom.
 
Jefferson Aleman
Comienzo de la ruta al norte de Pine Island
Muelle en Bokeelia
Muelle en Bokeelia
Embarcaderos
Embarcaderos
En conjunto, Pine Island es la mayor isla del estado de la Florida, midiendo unas dos millas de ancho por 16 de largo. Está situada al oeste de Cape Coral, ciudad visitada en la ruta #29, desde donde se accede a través de Matlacha, cruzando los pasos marítimos y costeros que son al mismo tiempo las reservas naturales Matlacha Pass, establecida en 1908 y Pine Island Sound Aquatic Preserve, que fue designada en 1970. Ambos entornos que flanquean el archipiélago por el este y el oeste respectivamente, dan cobijo en sus más de 220km² a especies en peligro de extinción como los mencionados manatíes del Caribe, cocodrilos americanos, serpientes Eastern Indigo, cigüeñas o Wood Storks o el águila calva o Bald Eagle, símbolo por antonomasia de los Estados Unidos. Son además abundantes en estas aguas los delfines, al igual que una gran variedad de peces. En cuanto a la flora, encontraremos manglares rojos, negros y blancos; uvas de mar, utilizadas en las Antillas para la confección de postres y mermeladas; el Sabal Palmetto, árbol insignia de la península; los inquietantes "Piel de indio" o Gumbo Limbos y los Ficus aurea, por poner algunos ejemplos.

Saliendo de Bokeelia
Saliendo de Bokeelia
Comercios
Comercios
Bar
Bar
Al oeste se encuentra entre otras Useppa Island, antiguamente llamada Giuseppe, aunque la corrupción fonética causó el nombre actual. Es conocida por ser uno de los emplazamientos en los que grupos anticastristas se entrenaron con el apoyo de la CIA, previo al fallido ataque de Bahía de Cochinos. Anteriormente albergó el fuerte militar Casey, construido hacia 1850. También estará North Captiva Island y al sur Sanibel, que ya conocimos durante la ruta #36. Antes del retroceso de los mares, ocurrido a nivel global hace varios miles de años, la costa estaba situada a decenas de millas del punto donde termina en la actualidad. Posteriormente, los indios Calusa habitaron toda la región desde el 300 de nuestra era, construyendo sus famosos mounds o plataformas a base de residuos coralinos, moluscos y conchas marinas, que les permitía elevar la superficie terrestre evitando inundaciones y maremotos. Ellos se referían a la zona con la voz Tampa o Toempa. En 1513, Juan Ponce de León desembarcó en el lugar, siendo oficialmente el primer europeo en llegar y dando comienzo a las escaramuzas y enfrentamientos con los nativos. A la larga, a causa principalmente de las enfermedades traídas por los colonos, los Calusa o Caloosa acabarían desapareciendo alrededor del año de 1750. Casi un siglo después, se dice que el capitán de origen ruso John Smith, estableció un nuevo asentamiento en el área. Corría el 1873, cuando la isla volvió a repoblarse.

Iglesia en la isla
Iglesia en la isla
Antiques
Antiques
Comercios
Comercios
La paz que se respira en estos pueblos de la "vieja" u Olde Florida, donde la principal actividad recreativa es la pesca, como lo hacían principalmente las flotas invernales cubanas que usaban estos caladeros durante los siglos XVIII y XIX, reflejan un paradigma ajeno al mundo que la rodea. A día de hoy, sigue estando enmarcada en un ambiente puramente rural, abundan las plantaciones especialmente de cocoteros, palmeras ornamentales y las zonas naturales de extensos pinares, haciendo verdadero honor al nombre de la isla. En todo el lugar no hay un solo semáforo, lo que demuestra una vez más que nos encontramos en un espléndido y poco común oasis. No obstante, el boom inmobiliario de las últimas décadas estuvo a punto de acabar con el idílico paraje. La caída de dicho mercado ha dejado una clara huella en todas las comarcas adyacentes, de las que Lee County ha sido una de los más perjudicadas. A lo largo de la carretera principal de Pine Island, son pocos los espacios de terreno, todos sin construir aún, en los que no hay carteles anunciando la venta de parcelas. Como en toda la región, hay barrios desiertos donde solamente se construyeron las calles, el muro circundante y el portón de entrada, adentro, no hay nada, solo los lagos artificiales y vegetación.
 
Northern Harrier/Circus cyaneus





Casas en Pine Island
Casas en Pine Island
Great White Egret
Great White Egret
Primeramente nos centraremos en la diminuta isla de Bokeelia, una de las cinco comunidades de Pine Island, ninguna de las cuales está incorporada. Aquí hay una población de unos 2.000 habitantes, cuya edad media está en los 52 años, lo que indica que los residentes son mayoritariamente jubilados. Para comenzar nos situaremos en el extremo noroeste de la ínsula, al final de la Main Street y la calle Marie, en un tramo de tierra por el que avanzaremos hacia el este desde el primero de los seis piers o muelles de pesca que se internan en el mar en esta costa septentrional. Pronto, el asfalto comienza al igual que aparecen las grandes casas elevadas por pilares a unos pocos metros del suelo. Toda esta línea de playas y las plataformas de madera que hacen las veces de embarcaderos son privadas. El pavimento se encuentra a la misma altura y muy cerca del agua. A lo lejos, veremos algunos edificios y hoteles en la distante orilla continental. Además, la masa marina que baña la enmarañada red de cayos e islotes es la bahía de Charlotte, la cual cruzamos ya durante la ruta #25. Al otro lado, veremos la parte oeste de Charlotte County, mientras que a nuestra derecha, la carretera se dirigirá hacia el sur, pasando a llamarse Stringfellow Road.

Jefferson Aleman
Estación de bomberos


Jefferson Aleman
Postes decorados
Nuestra señora de los milagros
Nuestra señora de los milagros
Sobre la bicicleta, la Stringfellow Rd/CR 767, pasará junto a las reservas naturales de Kreie y al Big Jim Creek Preserve. Luego, continuará hacia el sur. Al cruzar un pequeño puente, nos hallaremos en Pineland, un pequeño asentamiento en el que viven 450 personas. Este enclave, de apenas una milla cuadrada, está construido sobre un mound o suelo elevado realizado por los nativos Calusa. El Randell Research Center, parte del museo floridano de historia natural, lleva a cabo investigaciones y excavaciones arqueológicas en el yacimiento y ya se han encontrado vestigios humanos de hasta 14.000 años de antigüedad. Si seguimos avanzando, el panorama no cambiará mucho, hay naturaleza por doquier y palmeras. Entretanto, las alimañas como armadillos, aves, reptiles o enormes roedores autóctonos, en especial el Marsh Rice Rat u Oryzomys palustris planirostris, se mueven con total libertad ante nuestra vista. Otro detalle es la llamativa decoración de los postes eléctricos, con dibujos y alegorías al entorno. Justo en la mitad de la isla llegaremos a Pine Island Center. Con unos 1.700 residentes, tiene también una elevada edad media de 46 años. Al este, se extiende el único camino que comunica el lugar con el continente a través de Matlacha.

En Flamingo Bay
En Flamingo Bay
Jefferson Aleman
Reflejo del ambiente rural
Jefferson Aleman
Marina en St James City
A continuación cruzaremos el Little Pine Island Wildlife Refuge, dedicado a la conservación medioambiental y de la vida silvestre, aunque actualmente está siendo restaurado para conseguir devolver el entorno a su estado original, eliminando fundamentalmente plantas invasoras, un mal endémico en todo el Sunshine State. Después, veremos algunas calles y casas esparcidas entre los nuevamente innumerables carteles de "For Sale," anunciando la venta de los grandes terrenos baldíos. Pasaremos brevemente por un lugar habitado llamado Flamingo Bay y luego arribaremos a la siguiente y última comunidad en la que estaremos. Se trata de Saint James City, que abarca el tercio sur de la isla albergando a unos 4.100 habitantes. La edad media aquí es de 63 años. Hay también algunas tabernas, marinas, tiendas y restaurantes, al mismo tiempo que grandes casas con acceso al mar desde la red de canales sobre la que están situadas. El trasiego de embarcaciones de recreo es impresionante. Se desconoce el origen del nombre del enclave pero se sabe que fue fundado por un grupo de personas provenientes de Nueva Inglaterra en 1885. Por esas fechas y hasta que Flagler levantó Palm Beach, St James City era uno de los resorts turísticos más famosos de la Florida.

Jefferson Aleman
Postes decorados en Pine Island


Oficina postal en St James City
Oficina postal en St James City
Ultima casa al sur de la isla
A una milla exactamente del final de la isla, el camino se bifurcará en dos vertientes. La primera, se dirige al suroeste por el Sanibel Blvd. Sin embargo, continuaremos al sur por la prolongación de la Stringfellow Road, que aquí comienza a ser denominada Oleander Street y está flanqueada por dos de los canales de la extensa red. Las calles que atravesaremos van descendiendo en nomenclatura desde la 8th Street u Octava hasta la 1st Street o primera. Tras esto llegaremos al mar nuevamente, desde donde podremos apreciar en la distancia el maravilloso conjunto de Sanibel y Captiva Island.  En ese momento habremos cubierto la primera mitad de la ruta y por tanto, debemos volver sobre el mismo camino hacia Bokeelia, para finalizar el agradable y tranquilo recorrido. Como nota curiosa, uno de los más ilustres residentes de Pine Island fue Charles F. Burgess, químico e ingeniero eléctrico, creador de la Burgess Battery Co. Más tarde, su compañía se fusionaría con la Mallory Battery, hoy en día Duracell. Otros son el novelista Tim Dorsey o el guitarrista John Mooney. Para la bicicleta este trayecto es muy seguro, ya que existe un carril segregado del tráfico y muy bien señalizado que irá de norte a sur de la ínsula.

En el extremo sur de Pine Island
En el extremo sur de Pine Island
Marina en la islaJefferson AlemanLibélula

2 comentarios:

Dime algo! Que te pareció esta ruta? Errores, sugerencias, nuevos datos? Comenta, expresa tu opinión!