domingo, 14 de noviembre de 2010

Ruta #17 Miami Beach


Ruta #17 Cicloturismo en Florida
La ruta #17 de cicloturismo en Florida nos llevará por uno de los lugares con más fama y reconocimiento a nivel mundial de las últimas décadas. Serán 18 millas de ida y vuelta por la isla de Miami Beach, entre South y North Beach, pasando por un distrito histórico donde podremos ver una inmensa variedad de inmuebles estilo Art Déco levantados entre los años '20 y '30 del siglo XX. Cientos son las películas, musicales y series de televisión que han sido rodadas aquí. Además, en las islas colindantes pueden verse las espectaculares mansiones pertenecientes a cantantes de éxito, productores musicales, modistos, actores y personas influyentes. La mayoría de estas ínsulas han sido creadas o modificadas artificialmente moviendo grandes cantidades de arena durante los drenajes de la bahía, para permitir el tráfico marítimo. En general, esta es una zona muy cosmopolita donde es posible apreciar todo tipo de tendencias de moda, sexuales y excentricidades inimaginables. Al mismo tiempo, es una pasarela para vehículos de lujo, músculos y curvas ligeras de ropa, servicios personales, la mejor cocina internacional del condado Dade o música en vivo. La costa del atlántico se extiende de norte a sur por varias millas pero las playas no quedan vacías ni en el menos cálido  invierno. Un día como hoy en 1969 se lanzaba desde Cabo Cañaveral la misión Apolo XII, con destino a la luna.

Por las calles de Miami Beach
Art Déco por las calles de Miami Beach
South Pointe Park
South Pointe Park
Jefferson Aleman
Marina en South Pointe
Miami Beach es una pequeña municipalidad que está situada en el condado de Miami Dade sobre las Barrier Islands o islas barrera de la costa este peninsular y es conocida mundialmente por sus playas. Fue santuario en los años '70 y '80 del tráfico de drogas y otras múltiples actividades criminales, llegando a ser considerada una de las ciudades más peligrosas del país. Las andanzas de Al Pacino en Scarface sobre estas mismas calles no estaban muy lejos de la realidad. Las guerras de la droga dejaron muchas víctimas mortales en estas calles y no pocos jefes de redes mafiosas se refugiaron en la villa, en la que amasaron fortuna y despilfarraron ingentes cantidades de dinero manchado de sangre. En el presente esto ha declinado hasta niveles bastante aceptables pero no está obviamente erradicado por completo ni mucho menos. La población se estima en 88.000 habitantes de los cuales el 55% no es nativo de los Estados Unidos, mientras casi el mismo porcentaje es hispano hablante. Aquí se pueden encontrar grandes comunidades de personas provenientes de países como Brasil, Argentina, Francia, Rusia o Cuba, relegando a los angloparlantes someramente al 33%.

Jefferson Aleman
En la playa

Jefferson Aleman
Un clásico del área
Jefferson Aleman
Ocean Drive
El  barrio que hoy es South Beach, situado en el extremo sur de la ínsula, comenzó a ser desarrollado en 1870 como una plantación de cocoteros regida por Henry Lum y su hijo Charles. En 1894, John S. Collins tomaría las riendas de la zona hasta 1912, cuando los hermanos Lummus adquirieron 400 acres para construir un pequeño asentamiento. Al año siguiente el magnate Carl G. Fisher ayudaría a Collins con un cuantioso préstamo de $50.000 dólares para unir con un puente la isla a Miami. Esta estructura sería reemplazada luego por el actual Venetian Cswy. Ya en los años de 1920 comenzó la explosión inmobiliaria atrayendo a otros grandes y exitosos empresarios como Harvey Firestone o J. C. Penney. La villa se incorporó en 1915 y como ciudad en 1917, aunque para una década después contaba con menos de 700 habitantes. Gradualmente las cifras fueron creciendo de una manera trepidante hasta alcanzar los 96.000 en 1980. Innumerables son los hoteles a pie de mar, restaurantes, comercios y discotecas en la isla, muchos de los cuales están ambientados en edificios construidos con los colores, formas y estilo Art Déco. El distrito más emblemático cuenta con alrededor de 1.000 inmuebles que desde 1979 forman parte del registro nacional de lugares históricos. Esta zona ha renacido desde principios de 1990 convirtiéndose en meca de la vida nocturna y la moda.

Las famosas arenas en la playa de Miami Beach
Las famosas arenas en la playa de Miami Beach
Jefferson Aleman
Collins Ave
Miami Beach
Miami Beach
El recorrido de esta ruta comienza en el punto situado más al sur de la ínsula, el South Pointe Park. Por tanto, desde el parking iremos bordeando toda esta costa austral y nos dirigiremos hacia el este circunvalando el pequeño cabo, para empezar a avanzar hacia el norte por el camino peatonal que da acceso a las extensas playas de South Beach o SoBe, como suelen decir aquí. La gente pasea a pie, patinando o en bicicleta por todo Miami Beach con un aire desentendido y relajado, ajeno a la realidad de la urbe. Es otra forma de percibir el momento a otro ritmo que no es habitual en otros lugares, aunque también se debe a la tremenda afluencia de turistas que vacacionan en el área, casi siempre con un humor festivo. Luego, a la altura de la 5th Street, vamos a salir hacia el oeste a la mítica Ocean Drive donde retomaremos la travesía en dirección norte, pasando por delante de los hoteles más pintorescos y llamativos, llenos de luces y color. Además, los vehículos de los años '40 y '50 terminan por dibujar la imagen idílica de las fachadas mientras que los locales repletos de gente dan fe del éxito de la zona.

Jefferson Aleman
Paisajes de Miami Beach

Apartamentos
Apartamentos
Jefferson Aleman
Edificios en la isla
Otro importante núcleo en la isla es la población Judía que asciende hoy a un 19% de todos los habitantes pero ha ido mermando desde 1982, cuando llegaba aproximadamente al 62%. Por este motivo, multitud de restaurantes en los alrededores sirven alimentos Kosher y en las calles, podremos ver a los más ortodoxos luciendo sus trajes y estilo característico, otros llevan únicamente el típico Kipá o gorro que cubre parcialmente la parte trasera de la cabeza. También existen varias sinagogas, centros de reunión y museos. Incluso hay un espectacular monumento dedicado al holocausto sufrido por el pueblo Semita durante la segunda guerra mundial. Un comité de víctimas fue fundado en 1984 como organización sin fines de lucro concibiendo la idea del Memorial. Simbólicamente, el lugar que se inauguró en 1990, está enclavado entre el número 1933 y 1945 de la Meridian Avenue.

Jefferson Aleman
La playa
Jefferson Aleman
Más Modernista
Jefferson Aleman
Más Art Déco
Sobre la bicicleta, al llegar a la 15th Street, la Ocean Drive terminará momentáneamente y tendremos que ir una vez más hacia el oeste hasta alcanzar la siguiente calle y seguir yendo hacia el norte. Esta será la Collins Avenue, donde ya son visibles otros estilos arquitectónicos como una fusión del Art Déco con el Mediterranean Revival, nunca visto en otros lugares y que data de la época comprendida entre 1930 y 1940. Sobre la 44th Street, hay que repetir el mismo trazado hacia la siguiente calle girando al oeste y luego al norte al término de esta sección del camino. Paradójicamente, al hacer esto seguiremos nuevamente yendo por Collins. Esta vía es conocida también como carretera A1A y atraviesa toda la costa este de la Florida en diferentes tramos sobre las extensas Barrier Islands. Ya pasada la calle 58, la avenida se dividirá en dos vertientes, la izquierda será la Indian Creek Road mientras que la derecha sigue siendo Collins.

Art Déco en las calles de Miami Beach
Art Déco en las calles de Miami Beach
Por el camino
Por el camino
Hotel Fountainebleau
Hotel Fountainebleau
A nuestra izquierda se pueden apreciar entonces las grandes casas donde viven entre otros muchos, artistas como Shakira, Gloria Estefan o Alejandro Sanz. El ancho canal es recorrido frecuentemente por infinidad de motos acuáticas y todo tipo de embarcaciones de recreo públicas y privadas. Adicionalmente, existen diversos tours que navegan por toda la bahía de Biscayne y los alrededores de Miami Beach. El puerto de Miami está muy cerca al igual que la terminal de los grandes transatlánticos que ofrecen cruceros por todo el caribe y otras partes del mundo. En estas aguas habitan los pacíficos e inmutables manatíes que están protegidos por la ley federal a causa de su precaria expectativa de supervivencia como especie por la acción directa del hombre en su entorno original. Entre la inmensa variedad de vida marina pueden verse delfines y por supuesto, de vez en cuando, los amenazadores y temidos tiburones.

Jefferson Aleman
Por las calles de la isla
Jefferson Aleman
En la A1A
Jefferson Aleman
Casa de Versace
A lo largo del recorrido hay accesos a la playa casi en cada calle. En ocasiones el camino cercano al mar es un enlosado multicolor, a veces más sobrio o simplemente arena. En otros tramos es una plataforma de madera o entablado con bancos y miradores a las que generalmente hay que acceder mediante escaleras. Desde la 63rd Street en adelante, ya comienza North Beach, que es el extremo norte de la isla e incluye también la zona de Normandy Island, Normandy Shores y otras islas como La Gorce, Allison Island o Biscayne Point. Además de los tranquilos vecindarios e idílicos paisajes urbanos, los marítimos y costeros no quedan muy atrás. Los manglares, uvas de mar, la blanca y limpia arena, las casetas de los salvavidas, los altos edificios, el color azul y verde y otros detalles asombrosos nos imbuyen y absorben dentro del maravilloso panorama. A la altura de la calle 77th, muy cerca del punto en el que se erigió en 1876 el Biscayne House of Refuge, una posta de salvamento marítimo que fue la primera estructura construida en la zona, entraremos una vez más a la playa para luego emprender la vuelta hacia sur pero antes pasaremos por la pintoresca Normandy Isles con sus llamativas tiendas y edificios.

Jefferson Aleman
La bahía de Biscayne vista desde Normandy Island


Jefferson Aleman
Hotel National
Jefferson Aleman
Hoteles y edificios
En  un principio tomaremos el camino inverso pero ahora sobrepasaremos la A1A en dirección oeste. En la Hardling/Abott Avenue nos dirigiremos al sur y al llegar a la 71st street giraremos a la derecha, avanzando por espacio de milla y media a través del Art Déco y las callejuelas con nombres en francés de la isla. Desde el John F. Kennedy Causeway volveremos hasta la Collins para ahora sí, comenzar el retorno a South Beach, esta vez, con algunas pequeñas variaciones con respecto a la ida. Así pues, en la 41st Street iremos hacia el este para continuar inmediatamente por Collins en dirección sur. Ahora seguiremos hasta la 5th Street donde vamos a toparnos con Ocean Drive al ir a la izquierda y luego a la derecha. En un corto espacio estaremos nuevamente en el South Point Blvd y cuando vayamos hacia el este nos encontraremos otra vez frente al mar. Ahora solamente nos quedará bordear la costa para llegar al lugar donde comenzamos la travesía. Una vez allí, si miramos al sur veremos el puerto y una isla que no tiene puentes o túneles que la conecten al continente, es Fisher Island, el lugar con el mayor ingreso monetario per cápita de toda la nación. Entre las menos de 500 personas que habitan esta isla creada por la mano humana podemos encontrar a Oprah Winfrey, Boris Becker, Andre Agassi, Julia Roberts. Ricky Martin o Susana Giménez.

Jefferson Aleman
En Miami Beach

Jefferson Aleman
Más hoteles

Fisher Island
Fisher Island
En  las aguas de la bahía de Biscayne veremos también multitud de islas deshabitadas aunque no vírgenes por completo. A pesar de ser un santuario de aves y algunas especies de pequeños roedores y mamíferos, son muy frecuentadas por embarcaciones de recreo cuyos ocupantes suelen contaminarlas dejando desechos. En otros casos, los residuos arrojados a las aguas se acumulan en sus orillas creando auténticos vertederos.  Existe una ínsula, la Isola de Lolando, que fue creada durante el Land Boom de los años '20 pero que nunca llegó a ser terminada. En esos tiempos algunas propiedades entraban en subasta hasta diez veces el mismo día mientras el precio se iba incrementando vorazmente. Tanto revuelo hubo en el país alrededor de las maravillas de la Florida que el mismo Fisher, uno de esos inviernos colocó un cartel luminoso en la popular Times Square Neoyorquina diciendo" It's June in Miami, "Es Junio en Miami," lo que atrajo aún más gente. La revista Forbes y los bancos del norte ya habían comenzado a hacer cálculos de las consecuencias de la burbuja generada y las compañías ferroviarias establecieron un embargo al transporte de materiales. Para colmo, el Prinz Valdemar, un barco de guerra Danés que llegaba a estas tierras para ser convertido en hotel flotante naufragó a la entrada del puerto bloqueando durante semanas el tráfico marítimo. El huracán del '26 y el hundimiento de la bolsa en 1929 hicieron el resto. La Isola de Lolando es agua rodeada por los postes que delimitarían su área, que aún siguen en pié casi un siglo después y solamente representa la desconocida historia de un real riesgo a la navegación que se ha cobrado algunas vidas.

Jefferson Aleman
Miami y su puerto de fondo

Jefferson Aleman
Jefferson Aleman
Art Deco